Salud Mental

Salud Mental

martes, 7 de febrero de 2012

FACTORES DE RIESGO Y FAMILIAS EN CRISIS

Al hablar de situaciones de crisis familiares nos referimos a, aquéllos momentos puntuales en los que aparecer estresores.
El concepto factores de riesgo  se utiliza para indicar aquellas situaciones que por si solas no constituyen un crisis familiar.
Salud familiar.
La salud familiar y la salud individual están íntimamente ligadas ambas tiene una estructura, funciones  y características determinadas  que dependen de factores internos como externos.
En la familia se desarrollan las nuevas personalidades de los miembros por eso es indispensable que esta se encuentre bien.
El nivel de funcionamiento familiar es capaz de resolver problemas y ayudar a sus miembros a desarrollar su potencial.
Así pues la salud familiar afecta tanto al individuo como a la comunidad y al considerar a la familia como sujeto de los cuidados de enfermería ayudando a promover su salud.
Características de las familias sanas
v  Existe un proceso de interacción entre sus miembros: comunicando sentimientos, entre niños y adultos por la comunicación verbal.
v  Se potencializa el crecimiento y desarrollo individual de sus miembros: las familias responden adecuadamente a las necesidades de sus miembros.
v  Existe una organización de roles: estructuran sus relaciones de rol, de acuerdo a los cambios que la familia enfrenté.
v  Intento energético de hacer frente a las situaciones: en forma decidida hacen frente a los problemas y requerimientos de la vida y son capaces de auto cuidarse.
v  Se mantiene en ele hogar y un estilo de vida saludable: aseguran a sus miembros unas condiciones de vida higiénica y segura.
La familia disfuncional: este tipo de familia es la contracara de las familias sanas ya que no son capaces de establecer una estructura y unos patrones de conducta funcionales.
Situaciones de estrés
La pobreza: cuando no tiene recursos financieros necesarios para cubrir las necesidades humanas básicas, ya que en esta sociedad el valor económico de las cosas y las posiciones de las personas es altamente valoradas. Este tipo de familias según los investigadores tiene más probabilidad de sufrir enfermedades físicas y mentales con mayor posibilidad de vivir en familias desunidas.
Condiciones de sexo: las mujeres tiene más posibilidad de encontrarse con problemas económicos y de vivir en situación de pobreza, ya que en determinados  medios sociales las mujeres no son  motivadas para estudiar sino para ayudar en casa.
Condiciones de edad: las personas mayores constituyen un grupo de edad mas vulnerable a los problemas económicos por que no son ya productivas, condición física inadecuada y los condicionantes de la vejes.
Condiciones de raza: por influencias también socioculturales, aun en sentido diferente, los negros tiene más probabilidad de vivir en situaciones de pobreza que los blancos.
Todos estos factores resultantes no hacen más que acrecentar la situación de la pobreza, los factores de salud física y mental se retroalimentan a la situación de la pobreza. (Algunos ejemplos como: hogar inadecuado, falta de educación, baja autoestima, recursos económicos inadecuados).
Desempleo: un elemento que desempeña un papel conjuntamente con la pobreza, ya que puede estar en el mismo  origen. El desempleo constituye por si mismo una condición de vida insana constituye a la depresión con los síntomas consecuentes: pérdida de sueño, falta de motivación para buscar trabajo. El desempleo del padre o de la madre –si es cabeza de familia- puede conllevar además de lo expuesto la necesidad que los hijos abandonen los estudios para ayudar a la economía familiar causando sentimientos de desasosiego y desesperanza. 
Sexismo y racismo
El sexismo es un problema que afecta a los dos sexos aunque comúnmente a la mujer lo sufre de una forma más intensa y generalizada. Los movimientos feministas-entendidos como organizaciones que promulgan la igualdad de derechos obligaciones y oportunidades para la mujer- han hecho múltiples llamadas de atención para la neutralización de los estereotipos masculinos y femeninos.
Las conductas sexistas las generan los hombres, las suelen transmitir a las mujeres por la educación de los hijos. Las mujeres son el centro de sufrimiento sexista permanente, afectadas en todas las áreas de su vida personal, familiar, profesional y social.
Padres/madres adolescentes
Los niños de padres adolescentes constituyen un “grupo de riesgo” y la familia puede ser considerada de la misma manera.
Las relaciones entre la paternidad/maternidad del adolescente y los problemas emocionales y los hijos son: pobre escolarización, la falta de capacidad para establecer relaciones interpersonales, conducta agresiva o inhibida y dificultades en el cumplimiento de las normas que pueden llevar a problemas con la ley, son la característica de la mayoría de los hijos de familias adolecentes.
Las/los adolescentes que se encuentran de repente en el rol de madres/padres se enfrenta a una serie de estresores que comprometen seriamente su propio crecimiento y desarrollo:
1.   Crecimiento y desarrollo personal inadecuado: cuya evolución deberá compatibilizarse con el crecimiento físico y emocional del hijo/ a. Así mismo al no haber conseguido todavía el control sobre si mismo (la adolescente se caracteriza por un inadecuado control de impulsos). El/la adolescente tendrá dificultad en poner limites firmes y consientes, así como cuidar y apoyar emocionalmente a su hijo.
2.   Poco interés en la maternidad/paternidad la dificultad de afrontar esta situación implica que la adolescente tenga a la vez sentimientos positivos y negativos respecto al hijo/a. expresando los sentimientos negativos físicamente en forma de malos tratos.
Abuso y violencia familiar
Son dos términos estrechamente relacionados, el abuso puede ser definido como “acto de maltrato, explotación y engaño” y la violencia puede ser entendida como “esfuerzo extremo de acción destructiva que lesiona, hiere o ultraja y que supone una actividad intensa y repentina con perdida del control”.
Forma de violencia familiar
El abuso y la violencia no se limitan a las conductas violentas y de ataques físicos, sino que incluyen otras dimensiones como: abuso físico (consiste en la realización de una lesión intencional perjudicial o destructiva a la persona hecho por el padre esposo, hermano mayor, persona responsable al cuidado), incluyendo maltrato físico (palizas, abandono o descuido en el cuidado).
El abuso sexual  consiste en el desarrollo  de una actividad sexual con conductas violentas que incluyen actos físicos forzados tales como besos, caricias en áreas de genitales, masturbación, contactos orales o genitales penetración al ano vaginal y uso de objetos para la estimulación física.
Abuso emocional es el uso explicito o implícito de insultos, ataques verbales o actos que provocan miedo, aislamiento, degrada a la persona y disminuyen su auto estima.

No hay comentarios:

Publicar un comentario